Hoy vengo a hablaros de algo muy importante, la mejor cámara para fotografiar una boda.

¿Cuál es la mejor cámara para fotografiar una boda?

Dada la reciente locura con la ‘famosa’ cámara Nikon z6, la nueva mirroles que ha anunciado Canon y también con la SONY A 7 III, creo que nos hemos vuelto todos los fotógrafos un poco locos con el flamante cambio a cámaras sin espejo. La pregunta es la siguiente, ¿ Merece la pena invertir en el último modelo de cámara?  La respuesta es, depende de tu nivel principalmente y pongo un ejemplo:

¿ Merece la pena comprarse una bici e 6.000 euros como los mejores profesionales con e último modelo de cambios, las mejores ruedas y el mejor chasis?  Si estás en un nivel muy profesional probablemente cualquier pequeña ventaja será un mundo ( hablamos de hasta centésimas en plena competición) pero si todavía no estás en ese nivel significará que será mejor invertir en un estudio biomecánica de tu pedalada, de tu forma de trabajar encima de la bicicleta, de corregirla, de aprender técnica y prepararte tanto mentalmente como fisicamente, dieta, entrenamiento, técnica te puede llevar unos años como para sacar rendimiento a esa flamante máquina..

En fotografía pasa lo mismo, en mi caso trabajo con Nikon, desde hace años no he cambiado de equipo, con objetivos profesionales 1.8 G y algunos los 2.8 D y el resto lo he invertido en formarme, en crecer mentalmente, técnicamente y psicológicamente, y el paso cuando haces eso es gigante en comparación de comprarte la mejor cámara.

Después de dar formación a cientos de compañeros fotógrafos solo ha hecho acrecentar todos mis pensamientos, veo muchos compañeros con las cámaras y objetivos más caros de cada marca  y escuchando que invirtiendo equipo le dará un plus, ¿ de verdad crees eso? Crees que si compras un equipo para montar en bici sin prepararte correctamente servirá de algo? tú mismo sabes que no es así pero sin embargo sigues comprando..

Otra cosa es que tengas el dinero por castigo y no sepas qué hacer ya con él..

CONSEJO:

Invierte en ti, no en tu equipo, en formación de calidad, en tu cabeza en ver más allá, recuerda que muchas de las mejores fotografías de la historia se hacían con cámaras peores que cualquier teléfono de hoy en día..

Busca un profesional que analice tu fotografía, tus fallos, tus virtudes, que sepa fomentarla y corregir todos esos defectos, eso es lo que va a dar un cambio importante en tu mente y a la par a tu fotografía..

En los foros, en los grupos de facebook, en todas partes… No he parado de ver gente que corriendo, sin más, va a cambiar su equipo,va a vender el suyo y todo ello con un único objetivo: ser mejor fotógrafo. Pero, ¿crees de verdad que una mejor cámara te hace un mejor fotógrafo?

Sinceramente, yo no lo creo así. De nada te sirve tener el mejor equipo del mundo si no sabes utilizarlo, si no entrenas con él, si no entrenas tu mirada.

Entrenar

Los que me conocéis más de cerca sabéis que doy mucha importancia en esta profesión a entrenar la mente y el cuerpo para estar preparado. Pues bien, en mis entrenamientos viví algo parecido a esto que os estoy intentando hacer ver con las cámaras de fotos.

Salí a entrenar con un bicicleta completamente equipada, nueva, casi de ciclista profesional. Pero salí con ella por primera vez y ¿creéis que la bicicleta hizo los kilómetros por mi? Sí, puede que me lo pusiera más fácil que un modelo más pesado y con menos prestaciones, pero eso solo es un engaño. Si yo dejo de salir con ella, dejo de entrenar con ella y de ser constante, mi ejercicio será igual de malo que con una bicicleta de peor calidad.Y, además, los kilómetros los seguiré haciendo yo, independientemente de la bicicleta que me acompañe.

El equipo no marca la diferencia entre un buen o mal profesional, lo marca la pasión, la entrega, el entrenamiento y la dedicación. El equipo solo es un complemento a tu trabajo porque si, te pagan por tu cerebro, no por tu cámara.

Así que mi consejo es que si estás despuntado como fotógrafo, o estás queriendo despuntar, tu equipo no marcará la diferencia con la calidad de tu fotografía. Lo harás tú, con tu formación, con tu entrega, con tu entrenamiento.

Prueba a trabajar con el mismo equipo y una mente diferente, verás como de verdad sí que notas el cambio. Invierte tu tiempo y tu dinero en ello, en trabajar tu mirada y un punto de vista diferente. Consigue que tu cámara forme parte de ti cuando estás realizando fotografías con ella y verás como, si consigues reconocer tu cámara sin verla, solo al tacto, conseguirás centrarte en otras cosas y mejorará tu fotografía.

Invierte en ti, fórmate y…Entrena, entrena, entrena….

Por que amigos, ‘una cámara no hace al fotógrafo’.

Conclusión, sin rodeos, la mejor cámara para fotografiar una boda eres tú, el fotógrafo. Sin más.

Cuéntame qué opinas al respecto, quiero escucharos (leeros).